Margarita Maza Juárez

Margarita MazaMargarita Eustaquia Maza Parada, nombre de casada: Margarita Maza de Juárez, nacida en Oaxaca, el 29 de marzo de 1826. Fue esposa del presidente de México Benito Juárez. Margarita Maza falleció en Ciudad de México el 2 de enero de 1871.

Margarita Maza fue hija adoptiva del genovés Antonio Maza Padilla y de la mexicana Petra Parada Sigüenza. Margarita se ha caracterizado por la caridad y ayuda que brindaba a aquellos que tenían menos oportunidades, era una mujer de un carácter sólido, siempre apoyó la causa de su esposo Benito Juárez. Se casaron el 31 de julio de 1843, cuando ella cumplía diecisiete años y el tenia treinta y siete.

Margarita Maza y Benito Juárez tuvieron doce hijos, tres hombres y nueve mujeres, entre ellos cinco murieron a temprana edad, dos de los varones y tres mujeres. Margarita adoraba a su esposo, a pesar de la gran diferencia de la edad entre ambos (veinte años de diferencia), posición social y sus distintos orígenes, siempre lo ha acompañado y apoyado incondicionalmente, pese a que sus revolucionarias ideas no fueran acordes a los tiempos que vivían.

Margarita Maza ha sido una mujer fuerte, ha vivido momentos difíciles al lado de Juárez, quizás el que más cuando este fue desterrado del país por haber negado resguardo al general y dictador Santa Anna. Margarita se quedó sola con sus seis hijos y en espera de dos más. Por ello Margarita fue perseguida y tuvo que buscar refugio continuamente. Sin embargo Margarita consiguió algo de dinero y lo utilizo para enviar ayuda a su marido, el cual vivió un tiempo en La Habana, Cuba y después se marchó a Nueva Orleans, EE.UU.

Gobierno de Juárez

La llegada a México de Juárez y su victoria junto al general Juan N. Álvarez, fue la oportunidad de Margarita de volver a ver a su marido. Regresaron a la ciudad de Oaxaca y Margarita estableció una pequeña tienda en Etla.

Publicadas las Leyes de Reforma, donde Juárez limitaba el poder de la iglesia Católica, confiscando sus propiedades y exclaustrando a monjas y religiosos y separándola del gobierno, el clero decide pedir ayuda a las potencias Europeas. México es invadida por Francia por segunda vez y Margarita se vuelve a separar de Juárez, aun así no lo abandona. Margarita y sus hijas organizan pequeños eventos y reuniones para recaudar fondos y apoyar la causa de Juárez, ayudadas por las familias afectadas por la guerra.

Margarita Maza es descubierta por el gobierno imperialista de Maximiliano y huye hacia los Estados Unidos de América, se refugió inicialmente en Nueva York, pero más tarde se oculta en Washington D.C.

Margarita Maza como mujer fuerte y liberal, además de inteligente y de gran carácter ha sido capaz de difundir consejos políticos, apoyó al Benemérito de las Américas en su lucha por la tolerancia religiosa y la creación de un Estado laico en México. Durante el conflictivo periodo de la Reforma y las invasiones militares en México, los documentos epistolares revelan la relación de apoyo mutuo y respaldo que existía entre Margarita y los distintos problemas familiares.

Cuando finalmente triunfa la República sobre los Imperialistas, Margarita regresa a México para reencontrarse con su esposo.  Cuando Juárez llega a la presidencia de la República, Margarita se convierte en la Primera Dama de México. En agosto de 1870 diagnostican a Margarita de una enfermedad progresiva y mortal. Al parecer era cáncer. El 2 de enero de 1871 Margarita recibió los santos óleos del cura del templo de San Cosme. Margarita le pide a Juárez velar por Susana e hijas solteras y a las 16:00 de la tarde Margarita muere.

Juárez pidió que el fallecimiento de su esposa se manejara con discreción, pero esto no era posible ya que Margarita era una mujer muy querida. Todos los periódicos publicaron la noticia y el país entró en luto. Se suspendieron obras teatrales, manifestaciones y actos. Cientos de personas acompañaron el cuerpo de Margarita al sepelio en el cementerio de San Fernando.

Se avecinaban tiempos electorales y Juárez no deseaba que se mezclase este acontecimiento con política y por ello pidió que no se acercaran políticos, solamente amigos y familiares cercanos a Margarita. Actualmente sus restos descansan en el panteón de San Fernando.

En 1966 el 28 de diciembre, el Congreso de los Estados Unidos Mexicanos decretó que el nombre de Margarita Maza de Juárez se inscriben con letras de oro en el Salón de Sesiones de la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

La historiografía feminista propone una reconsideración a la labor de esta mujer, los motivos son de índole económica e ideológica, analizados los ideales americanistas y republicanos no fueron traicionados por Washington, cuyo gobierno no ha reconocido nunca el imperio de Maximiliano. Posteriormente en 2006, la historiadora Patricia Galeana publica la correspondencia entre Benito Juárez y Margarita Maza. Es una recopilación que ofrece material inédito sobre el papel histórico y político desempeñado por Margarita Maza.

Dejar un comentario

El email no será publicado