Macedonio Alcalá

Macedonio Alcalá, nacido en Oaxaca, México el 12 de septiembre de 1831. Violinista, pianista y compositor, recordado especialmente por su composición del himno “Dios nunca muere”.

Macedonio Alcalá ha demostrado su interés por la música desde muy temprana edad y asistió a la escuela fundada por el profesor José Domingo Martínez. Fue evidente su talento musical y aprendió fácilmente a tocar el piano, chelo, viola, flauta y oficleido. Pero su instrumento más especial era el violín.Macedonio Alcalá

Macedonio Alcalá fue muy solicitado en iglesias, bailes populares y reuniones sociales como violinista. El estado de Oaxaca le otorgo una beca por su persistencia y dedicación, donde se le permitía continuar sus estudios en Ciudad de México. Regresó a Oaxaca al finalizar dichos estudios y se convierte en miembro de la Orquesta Filarmónica de Santa Cecilia, esta orquesta estaba especializada en la interpretación del trabajo de compositores locales. Posteriormente, Macedonio Alcalá se convierte en el director de la Banda de Música de Oaxaca.

Años después Macedonio se muda a Yanhuitlán, donde el 30 de julio de 1854 con 23 años contrae matrimonio con Petronila Palacios de 21 años. Aunque Macedonio Alcalá era un reconocido músico, no era capaz de ganar suficiente dinero para mantener a su familia. Esto lo lleva a la depresión y al alcoholismo. Intenta regresar a Oaxaca pero contrae una enfermedad y sus hermanos le negaron la ayuda. Los miembros de la Orquesta Filarmónica de Santa Cecilia si acuden en su auxilio y le proveen un médico, medicinas y demás ayuda.

Durante su enfermedad una delegación de indígenas de Tiacolula de Matamoros, un poblado cercano, acuden para pedirle la composición de un vals en honor a la Virgen Maria, patrona de la población. Aunque no estaba recuperado del todo, Alcalá trabaja rigurosamente en el vals, “Dios nunca muere”. Este llega a ser un gran éxito desde la primera vez que se interpreta en público y la gente queda muy complacida.

En el año 1867 se convierte en profesor de música en la Hacienda de la Concepción. Finalmente, muere en Oaxaca en 1869, a la edad de 37 años, hundido en la miseria. Su hermano Bernabé después de su muerte publica el vals “Dios nunca muere” bajo su nombre, pero los nativos de Tiacolula protestan y demuestran que el trabajo es de Macedonio Alcalá. A día de hoy aunque no oficialmente es el himno de Oaxaca, los oaxaqueños se ponen de pie al escucharlo y además se ha homenajeado a Macedonio Alcalá con un teatro y una calle que llevan su nombre.

Dejar un comentario

El email no será publicado