Gonzalo Rocha presenta su obra en Oaxaca.

imagen gonzalo rocha Gonzalo Rocha (caricaturista, ciudad de México, 1964) mantiene una propuesta que consiste en crear un personaje cumbre en las películas de oro del cine mexicano planteado por la intervención al Patio C del museo de arte contemporáneo de Oaxaca.

La obra propone a un Tizoc tatuado, y una nube con motivos pintóricos a caballo entre el tatuaje y la pinta callejera.

El caricaturista dice que fue jugando con los tatuajes para dar a representaciones urbanas y que lo más interesante para él fue conseguir la figura del indígena con la mirada ambigua, por una parte, la idea del progreso, pero a su vez la idea del fuego destructor y creador.

También recuerda que fueron usadas imágenes de José Clemente Orozco para hacer la crítica a la alfabetización, la entrada de la educación y que cuando llega el progreso se acaba con una forma de vida.

Se pregunta que como sería un personaje y su trashumancia hacia los Estados Unidos, a su vez responde diciendo que se trataría de un personaje muy representativo porque perteneció a ese tiempo.

Desexotismos se traslada a la época de oro del cine mexicano en monos en la que se aproxima a una cuestión nacionalista y reflexiona que hubo una forma de representar al indígena, aunque no se estuviera de acuerdo por cómo se representó.

Por lo general al indígena se le asociaba a lo campesino. Fue un reto para Gonzalo Rocha en su trabajo porque está acostumbrado a los formatos pequeños.

Algo que le gustó de la experiencia fue el hecho de trabajar con los accidentes porque de ese modo creaba las sombras de sus personajes.

La obra hecha por Gonzalo Rocha en el Patio C del MACO enseña la convicción entre dos expresiones plásticas. El grafiti ha sido una forma de cerrar su mural, nunca haba hecho esto y puede que deje huella.

Dejar un comentario

El email no será publicado